viernes, 26 de abril de 2013

OLE OLE OLE, mañana no hay cole...


Entonando esta cancioncilla salimos todos los viernes del centro escolar del primogénito. La aprendimos hace tres/cuatro años, cuando nos la enseñó nuestra profesora española de aquel entonces.



Este es el aspecto de la entrada del centro al que llevo al mayor.

Después de cuatro meses, me sigue sorprendiendo la imagen y pienso... como lleguen los Reyes magos... menuda sorpresa se van a llevar.
En las fotos se ven las botas de agua, los pantalones de plástico (plastificadores de niños), la secadora gigante de manoplas, y resto de ropa.
¡FELIZ DÍA DE LA VISIBILIDAD LÉSBICA!

4 comentarios:

fernando martínez dijo...

No comentas nada del olor y mira que me extraña (para bien o para mal)... Lo normal es que haya peleas por ver quien es el que abre el armario de las botas... y ya si me dices que no huele mal entonces yo cantaré: ¡ele, ele, ele, este armario no huele!

Susana Gasca Escorial dijo...

Pues .... ahora que lo dices... no ... no huele mal. No sé si huele a algo.. pero te aseguro que no he notado nada raro.

Ana dijo...

Susana... me gusta como piensas... Yo hoy, en tres horitas entonaré esa canción en honor a ti y tus chicharras: "Ole, ole, ole, mañana no hay cole!!!"

Confirmo que no huele a nada, asi que sí, Fer, puedes cantar esa canción tan pegadiza, igual logras que sea la canción de primavera en Vantaa!! Aunque... una cosa es que la sala con las botas y la secadora de manoplas no huela a nada y otra muy distinta que no huelan las manoplas en si mismas!!

Anónimo dijo...

FELIZ DÍA DE LA VISIBILIDAD LÉSBICA!!!

http://www.vdevisibles.org/

Publicar un comentario