miércoles, 10 de abril de 2013

oficina de empleo

Ya soy oficialmente una desempleada más en este país del Norte.
La tarjeta de la Seguridad Social, por fin, llegó hace diez días, como era requisito imprescindible para registrarme... he tenido que esperar.
La semana pasada me inscribí por internet. Ayer me presenté allí con mis títulos traducidos y apostillados. Para la primera vez no es necesario pedir cita, ERROR, eso evitaría esperas innecesarias.

Vayamos por partes, que si no... me enrollo y os lío.

Aquí esperamos los demandantes
a ser atendidos, planta baja.
La inscripción por internet:
Es bastante práctico. Se rellena on line y está en finés, pero si pones el traductor automático de google (sale en la barra de herramientas del buscador), se puede hacer bastante bien.
Es importante rellenar todo lo que puedas y enviarlo para que te salga un número de referencia del registro. Una vez listo, tienes diez días para presentarte en la oficina de empleo que te corresponda. 
Como digo es práctico, te piden los datos básicos: estudios, experiencia, formación adicional, permiso de conducir, idiomas que hablas y nivel, disponibilidad para el trabajo, entre otras; Me sorprendió gratamente que no apareciese por ninguna parte la casilla de sexo, número de hijos ni la edad.
Este es el enlace para el formulario previo a ir a la oficina de empleo:

- Ya en la oficina: todo muy silencioso, eso sí, pero a las 9.00 am, ya había una fila de más de 50 personas esperando, tardé más de 20 minutos en ser atendida en el mostrador de información. Una vez allí, aún no sé como me entendí con la persona que me atendió. Ya sabéis que mi finés... aún es bastante precario.

- Mostrador de información: enseño hoja de registro por internet, no me piden ningún tipo de documentación adicional y me mandan a la segunda planta, en España diríamos primer piso, aquí es el segundo, la primera planta es nuestro bajo. Como no la entiendo lo que me dice, la amable mujer, me acompaña hasta la planta indicada y me dice que espere a que me llamen, o eso entiendo yo.

Despachos individuales.
- Esperando a ser atendida, por ahí pasa gente, unos esperamos a ser atendidos y otra gente lleva tarjeta identificativa colgando del cuello y muchas llaves. Esperando esperando, nos dan las 10,30, una hora de espera y llega una amable mujer hablando primero en finés y luego en inglés, ¡salvados!. Ventila en un momento al resto de gente que está esperando, como les habla en idioma nativo no entiendo nada de lo que les dice y a mí me lleva a un despachico. 

En el despacho, entrevista individual. El cubículo en el que hablamos es pequeño, pero independiente, suficiente para lo que necesitamos. Kristinna verifica mis datos, me pide identificación y la Kelacard y empezamos con la entrevista. Datos básicos, para contrastar la información del formulario que ya había rellenado y que le aparece en pantalla. 
Ella me recomienda empezar con el idioma, curso de finés. Sin este curso no puede empezar mi interario laboral, el idioma es la base. ¡ojalá contásemos con ese recurso en España!. Es un curso intensivo de cinco meses de duración y cinco horas diarias, de lunes a viernes. Para poder acceder al curso es imprescindible estar apuntado en la oficina y solicitar prueba de nivel, así que me da cita para un test el próximo día 17 de abril. Yo me río, y le digo que mi nivel es cero patatero, que podemos ahorrarnos el trámite, pero lo que necesitan es constatar el nivel de finés además de que sé leer y escribir, sumar y restar... no sé, ya os contaré como salgo de esta.
Cuando tenga los resultados, me citará y seguiremos con el itinerario de inserción, previsiblemente en Mayo. Hecho el examen, paso a la lista de espera para el curso y con suerte empiezo después de verano.
Mientras tanto, me ha dado varios recursos para hacer cursos por internet.

Tengo mi demanda de empleo, es una cartulina en la que pone que mi siguiente cita es el 09/04/2014, que es una fecha ficticia porque el sistema informático no deja poner otra cosa. 
Hace fotocopia de mis títulos y resto de documentación, para grabarla luego. Cierra el despacho mientras fotocopia y yo la espero fuera. Llegué a las 9.00 y salí pasadas las 11.00. 

Ya os diré que hacemos en la segunda sesión.

Puedes solicitar un traductor/a simultánea para trámites como éste (también para ir al médico y a otros servicios, en este caso no lo pedí porque me dijeron por teléfono que para la primera toma de contacto si hablaba inglés no era necesario). Debo añadir, que en el trato y trabajo de las oficinas de empleo, al menos en el tema profesional, en España no tenemos nada que envidiar a estas gentes del Norte, nos pueden ganar en RECURSOS, pero no en la atención, ni en la profesionalidad.

En España tenemos, como en todas partes gente que trabaja muy bien, y otra que vaguea, y es una pena que el trabajo de unos pocos haga sombra a la profesionalidad de la mayoría. 
Sala de espera.
Uno de los grandes problemas de las oficinas de empleo en España es el politiqueo, tanto de los de ahora, como de los de antes...se comen los recursos que deberían ir destinados a estos fines y a otros muchos, y al final, la culpa y el enfado del ciudadano es contra el funcionariado, no puede ser. No tienen la culpa de los recortes y sus consecuencias. En las oficinas españolas, ni siquiera tenemos la posibilidad de atender y ser atendidos con la privacidad que requiere el momento, todos en una habitación diáfana, separada por pequeñas mamparas que dejan ver y oir lo que pasa a medio metro. Ni siquiera dan tiempo adecuado de atención, la entrevista inicial que está estipulada para una hora, se resume en 10 minutos por falta de personal, no olvidemos que han recortado a más de 3000 profesionales de la orientación en los últimos meses; lo que para el demandante de empleo se traduce en "no tenían ganas de atenderme, y me han mandado a casa", para el trabajador no es así, no es falta de ganas, os lo puedo asegurar, es falta de tiempo, y sobre todo de consenso en las directrices a seguir, que no están marcadas como debieran o por quien debieran.
El curso de idiomas es el inicio de todo, sin él no se inicia el itinerario ni la integración ni nada; en España, los cursos de español, en la mayoría de los casos se gestionan desde servicios sociales, u ONG ´s, y son de pocas horas y con larga lista de espera. Una vez más, falta de recursos y mala gestión de las altas esferas. No de quien está al otro lado de la mesa.
Podría seguir y seguir, pero daría para hacer un programa de televisión.
Me sorprendió ver ordenadores con conexión a internet por todas partes, todos con su impresora adjunta y su suculento taco de folios al lado, ¡madre mía!!, con lo que sufren en las oficinas por tener un taquito de folios o un bolígrafo azul. Recursos. Los profesionales los tenemos, necesitamos que nos devuelvan lo que es nuestro, y que no nos lo vayan robando por el camino.
 ya os contaré como seguimos con el itinerario....


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ole tus huevos.

Anónimo dijo...

Mejor no se puede contar.
Luis.

fernando martínez dijo...

ánimo, Susana... eso de enfrentarse a un mundo lingüístico y cultural diferente debe ser muy estresante...

Anónimo dijo...

Sabes q al final te has ido del tema, verdad?

Publicar un comentario