viernes, 5 de abril de 2013

antes de que se vaya la nieve



Poco a poco la nieve se va conviertiendo en agua y deja unos charcos bastante suculentos, son considerablemente grandes, imposibles de saltar sin mojarte; eso para los niños es muy atractivo, en lugar de pisar un charco... se sumergen en él. Esto parece Peppa Pig en directo. Me he dado cuenta... que las botas de nieve no tienen una permeabilidad absoluta, es suficiente para estar horas en la nieve sin sentir frío ni humedad, insuficientes para saltar charcos durante más de una hora. En breve os deleitaré con "el maravilloso mundo de las botas".
Tras la experiencia de ayer, con los charcos, esta mañana he decidido dejar las botas de nieve en casa y sacar las de agua, ¡JA!, imposible, todos se quejaban del tamaño (supongo que a consecuencia de los dos pares de calcetines que llevan, uno fino, otro gordo), no me entra... me hace daño... sólo he podido pasar las del mediano al pequeño, así que.... otra vez a comprar botas, con borrego o sin borrego, esa es la cuestión. La suerte ha decidido por sí sola, de nuestros números sólo las había sin borrego por dentro, lo solucionaremos añadiendo un par más de calcetines.

Y ya que estamos, antes de que la nieve desaparezca por completo, os pongo unas fotos de los distintos muñecos que nos hemos encontrado por los parques. Aquí hacen mucho más que muñecos de nieve.

Tenemos al padre mumi -de perfil y de frente, a parte de la familia mumi,






al caballo de hielo, a los angry birds y al muñeco de nieve tradicional, que aquí... como no andan escasos de nieve lo hacen con tres bolas mejor que con dos.
Mis hijos se encargan de hacer construcciones neolíticas y apilan las bolas unas encima de otras hasta que no llegan más.


Esto es un resumen de las figuras y muñecos que nos hemos encontrado durante nuestro primer invierno en Finlandia.

Tal vez te interese:

2 comentarios:

Ana dijo...

Yo iba a votar que "sin borrego", pero veo que voy de la mano del destino (jejeje).

Que salten y disfruten de los charcos todo lo que quieran, pero luego todo a la lavadora que es cierto que huele que apesta.

Ya puestos y con tanto charco podías sacar los bañadores y que aprovechen la profunidad de las pequeñas lagunas que se forman por los paseos. Lo malo es que la calidad del agua..."me parece un tanto cuestionable" (¿de qué peli es?) Y de paso tomas un poco el sol que vas a venir en verano y vas a estar más blanca de lo habitual.

Susana Gasca Escorial dijo...

Debo añadir que el muñeco gusano es obra de mis cachorros. Es un gusano/trol de la nieve. Tambien hicieron un muñeco cocinero la semana pasada, en compañia de Tante madrina y el marques prusiano.

Publicar un comentario