lunes, 18 de marzo de 2013

Trámites burocráticos. Vantaa. Finlandia

A pesar de ser ciudadanos de la Unión Europea, los trámites para hacerse residente no están siendo tan sencillos como pensábamos. Están resultando pesados y cansinos y eso que yo me he librado de rellenar miles de formularios, se los ha tragado todos el padre de mis hijos, los de la policía, los del Maistraatti, los de las tasas, los de las distintas escuelas infantiles, los del banco.....
Menos mal que seguimos teniendo con nosotros a la "super agente especial Galina", subvencionada por la empresa del padre de mis hijos, pero aún así son bastante pesados. Además, hemos tenido la suerte de que en nuestro municipio, Vantaa son especialmente lentos. Recomiendo hacerlo en Espoo o en Helsinki

  1. Ir a la policía para registrar tu derecho de residencia. Casualmente, no nos lo dieron hasta que no les mandamos la primera nómina, tres semanas después de solicitarlo. En otros municipios, lo hacen en el acto. Documentos a entregar: pasaporte, contrato de trabajo, y si llevas familia el certificado de matrimonio traducido y apostillado y los certificados de nacimiento de los descendientes, también traducidos y apostillados. Importante rellenar varios impresos disponibles en inglés y finés. Hay que pagar, alrededor de 50 euros por persona, en efectivo, en nuestro caso... supuso la friolera de casi 250 euros de un plumazo.
  2. Con el documento que acredite que te has registrado en la policía hay que ir al Maistraatti, para registrarse como residente. Llevar los mismos documentos entregados en la policía y rellenar nuevos impresos, también disponibles en inglés.
  3. Pasada una semana recibes tu número de indentidad como residente. (en otros municipios es en el acto, cabroncetes).
  4. Después debes darte de alta en la Oficina Local de Tasas. Imprescindible como no, el tan ansiado Número de Identidad Finés. Cuando te inscribes debes llevar contigo el contrato de trabajo, y es recomendable que lo hagas antes de cobrar la primera nómina, sino.. te pegan un palo que no veas. Debes hacer una estimación del "bruto" que vas a cobrar anualmente. En función de estas tasas luego pagarás la guarde de los cachorros, las multas de tráfico y lo que quiera que sea que nos vayamos encontrando... 
  5. Con el número de Identidad puedes ir a solicitar la tarjeta de la Seguridad Social (kela card). Tardan "casi un mes en entregarla", aunque en otros municipios, las semanas se reducen a días. Hasta que no tienes el número de identidad no tienes derecho a nada, ni a cole para los niños, ni a ir al médico (poder... puedes ir... pero lo pagas íntegramente de tu bolsillo, a no ser que la empresa para la que trabajas te facilite un seguro médico, eso lo dejaremos para otro día), ni siquiera a sacarte la tarjeta de transporte (abono mensual). Cuando fuimos a solicitar la tarjeta, también en Vantaa, la oficina estaba vacía, no de trabajadores, pero sí de personas que fuesen a solicitar. Hemos tardado relativamente poco; si vais con menores, os aviso que hay un rinconcito con lápices de colores, construcciones peluches sobados y algún que otro cuento. 

    Kela - Kansaneläkelaitos - Elämässä mukana - muutoksissa tukena


  6. Cuando tenga la tarjeta de la seguridad Social, puedo ir a la Oficina de empleo a solicitar mi curso de finés. Mientras tanto puedo hacer minicursos, bueno, podría... pero como los pequeños aún no tienen plaza en escuela Infantil, seguimos viviendo de parque en parque, y yo tan contenta. Alternando los parques con "el cole de pequeños".
  7. Embajada de España: para registrarte como residente español en Finlandia. Necesitas rellenar un impreso (descargable de internet) con todos tus datos de aquí y un segundo impreso para incluirte en el censo electoral y poder ejercer tu derecho al voto desde la embajada. También hay que llevar: certificado de empadronamiento (solicitado en el Maistraatti, por el módico precio de 7 euros), DNI español y el pasaporte, quedándose con éste último 24 horas. No hay mucho tiempo de espera, cuando fue el padre de mis hijos no había nadie. 
Y eso que somos Europeos. Tanto el papeleo, como el frío, como la utilidad del mismo, nos está haciendo plantearnos si traer nuestro coche o dejarlo en Madrid, traerlo cuesta una pasta, si quieres hacer las cosas bien, no sabemos si aún con las adaptaciones de motor, comprando las ruedas de invierno, cambiando todos los líquidos y blablabla, aguantará estas temperaturas; en la comunidad hay garaje exterior, conectado a red eléctrica, pero.... nos da miedo que se congele.
Traer el coche supone, pagar impuesto de circulación local (tres veces más que en España), más el mantenimiento, que también es mayor.
En cuanto al papeleo que os acabo de contar, nosotros hemos tenido que hacer los pasos 1 y 2 dos veces; porque como de momento, el único que trabaja REMUNERADAMENTE, es el padre de mis hijos... a él se lo han hecho considerablemente más rápido que a nosotros.
Empezamos con el papeleo el día 8 de Enero, recién aterrizados, salimos de casa a las 8.30 de la mañana dispuestos a llegar a la policía; por el camino sufrimos un leve percance y uno de nuestros tripulantes evacuó todo el desayuno y parte de la cena del día anterior como si fuese "la niña del exorcista". Los más perjudicados, además de la buena criatura, fueron el coche de Galina y mi plumas. Esa mañana se me hizo eterna, iba totalmente vomitada (no voy a entrar en detalles), los niños estaban hiperactivos entre el viaje, la casa nueva, tanta ropa, el olor a vómito, unas botas varias tallas mayores a lo habitual (con tanto calcetín, es difícil calcular), la nieve, en fin.... que no recuerdo el tiempo real, pero me parecieron varios días; llegado el momento, tuve que saltarme una vez más mis principios y volver a poner algo divertido en la tableta dichosa, eso sí, debo reconocer que hemos sido fuertes y desde aquel día no les hemos vuelto a poner ni una sola película o dibujo animado en español. Si estamos aquí es para que aprendan los idiomas, pues.... a por ello.
Ese mismo día fuimos al Maistraatti, allí ya se terminaron de descontrolar, menos mal que de mi mochila de Mary Popins salieron unos cuadernos para colorear (gracias al tercer cumpleaños de Carlota, gracias Teba/Julio) y unos lapicerillos.
El pasado 11 de Febrero tuvimos que volver al Magistraatti (papeles de los niños y los míos); pero esta vez, entre que ya sabíamos a lo que nos enfrentábamos, no había vómitos de por medio y estábamos todos más tranquilos... se nos pasó volando. Llegamos a la oficina a las 9.15 y nos atendieron en el acto, hasta las 9.30 no empezaron a llegar el resto de personas a registrase y en media hora ya estábamos fuera.
El Día 18 nos llegaron los números de identidad, si quieres que te den un Documento de identidad debes solicitarlo en la policía y pagarlo. Como tenemos pasaporte, no es necesario el documento, es raro, tienes número pero no tienes documento como tal.
Ir a la oficina de la Seguridad Social fue fácil, teníamos a los refuerzos en casa, así que en lugar de ir "el batallón al completo" fuimos sólo con uno de los cachorros, no era plan de dejar a los abuelos, recién aterrizados, en casa con las fieras, que aunque lo han hecho muchas veces ... y les entretienen mejor que yo, no les quiero asustar para futuras visitas.
Las tarjetas sanitarias de mis hijos llegaron antes de lo que pensábamos, en dos semanas teníamos las tarjetas sanitarias europeas, con domicilio en Vantaa, y a la semana siguiente llegaron las normales. Las mías, aún no han llegado, ni la europea ni la local. ¿?.

Pobres cachorros, se pusieron "más contentos que unas castañuelas" al ver que había cartas "importantes" con su nombre. Hoy los abuelos patrulla les han mandado otra carta, jajajaja, si a los niños les hace ilusión recibir cartas.... ellos no iban a ser menos...., al llegar a casa teníamos tres cartas, una para cada pollo. El mayor, haciendo alarde de su recién adquirido aprendizaje de lectura se ha puesto a repartirlas.... jajaja, parecía como en las películas, cuando los soldados esperan cartas de sus familiares, amigos y/o novias.... al abrirla... no salían de su asombro, una postal firmada por la abuela y algunos primos, con fotos de animales y  además... en 3D, se han ido a dormir la siesta abrazados a la tarjeta. como diría el abuelo.... "nada más fácil de llenar que las manos de un niño".

Tal vez te interese:
Apertura de cuenta bancaria.
bancos, anotación
tramites burocráticos
empieza la cuenta atrás....

2 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias.

Susana Gasca Escorial dijo...

Nota de la autora: antes de viajar a Finlandia nos recomendaron traducir todos los papeles al finlandes (certificado de matrimonio, títulos universitarios, certificados de nacimiento de los niños). La traducción debía estar sellada por un traductor/a jurado y apostillado.
Hicimos caso a la advertencia y obedientemente encarganos las traducciones. Fueron válidas en el Maiistrati para registrarnos hace año y medio y para escolarizar a la manada. Pues bien, ahora me dicen que las traducciones de los títulos no son válidas para convalidar mi formación. Así que una vez traducidos en España, apostillados y pasados por registro en el Maiistrati (4euros por página), me han dicho en la oficina de convalidaciones que las traducciones no son válidas. DEBEN ESTAR TRADUCIDAS EN FINLANDIA POR UN O UNA TRADUCTOR/A JURADO DE FINLANDIA.

Publicar un comentario