viernes, 8 de marzo de 2013

El día se ha desarrollado con normalidad.

Los pollos han amanecido, temprano, muy temprano, más de lo necesario y más de lo que viene siendo habitual. Ahora.... en estas frías tierras del Norte, amanece sobre las 6.00 A.M, hora local (una menos en la Península y dos menos en las Islas Canarias). Como en casa no hay persianas.... mis hijos... que son como el gallo, madrugadores, al primer atisbo de luz, abren el ojo. hasta hace poco.. iban llegando a mi cama y les iba durmiendo otra vez, pero ahora... empiezan la juerga en su cuarto y ya no hay marcha atrás. De cara a la primavera y el verano, los días empiezan a ser más largos.. tendremos que tomar medidas: comprar cortinas opacas, hacer una persiana a medida.... porque sino.. entre que me acuesto tarde y se despiertan pronto.... voy a parecer "porky porky" en una de sus historias.

Después del madrugón, hemos desayunado y jugado un poco antes de ir al cole.... jajaj, con tanto madrugar.. cuando salimos a las 8.15 de casa.. ya tenemos media mañana hecha, jajaja. Como siempre, hemos salido sin peinar. 
Hoy, excepto cuando mi medianillo ha decidido esconderse en el supermercado, casi me muero allí mismo, no le encontraba, el resto de la mañana y de la tarde han transcurrido con normalidad.
A las 18.00 me han invitado a un acto conmemorativo por ser el día internacional de la mujer. Allí me he presentado.... acompañada por mi séquito, mis hombrecillos, que no han entrado porque era sólo para mujeres. Mi primogénito tenía razón al afirmar, que está muy mal que ellos no puedan ir, que las fiestas tienen que ser para chicos y chicas. ¡Pobre mío! ¿qué rápido está creciendo!, por el camino.. me ha agarrado la mano todo el rato y me preguntado lo mismo que yo le pregunto cada lunes: ¿estás nerviosilla, mamá?, no te preocupes, que está Karima, te va a enseñar a hablar con otras mamás...

Vestirme para la ocasión ha sido complicado, como últimamente siempre voy disfrazada con mis pantalones de nieve... no tengo que dedicar mucho tiempo a la vestimenta habitual. pero hoy..... era distinto, Karima ha insistido en que había que ir "elegante", ¿qué será elegante en Finlandia?. He optado por un vestido sencillo, jajajaja, y para atreverme a salir a la calle con él, iba bien abrigadita con medias, leotardos de forro polar, leggins y calcetín gordo, ha sido un milagro que me entrasen las botas.

Una vez allí, antiguo granero reformado, me ha entrado la duda de si debía descalzarme, en el ropero había zapatos, pero dentro había mujeres con tacones... he observado un rato y he decidido quedarme con las botas puestas.
Han cantado, bailado, leído poemas, tocado el piano y mientras tanto... he conseguido defenderme con el inglés y chapurreo de francés. He vuelto a casa andando,  con una nueva amiga canadiense.


2 comentarios:

fernando martínez dijo...

Cómo me recuerdan tus polluelos a mí mismo... vaya que vamos con el ciclo circadiano, un rayo de sol y el ojo abierto...

¡y qué bien!... ¡una nueva amiga!

Le dijo...

oeoeoe! ámiga nueva, que ilusión!

Publicar un comentario