lunes, 28 de octubre de 2013

¡BIEN!, a 15 minutos de casa hemos descubierto este parque. Está en medio del bosque, en las minas de hierro de keivoksela. Con la de veces que hemos estado allí, no sé como no lo habíamos visto antes.
Este verano, en el mes de agosto, cuando fuimos con Carmen, Victor y resto de familia lo vimos a lo lejos, pero desde el camino en el que estábamos parecía un recinto cerrado/privado y no nos pusimos a invenstigar. ¡ay Victor!, ¿Cuánto saber tienes!, ¡si te hubiésemos escuchado entonces!.
Es un parque variado. Tiene cancha para jugar al baloncesto (con las canastas a altura de niños y niñas), porterías pequeñas, supongo que más para hockey que para futbol), una zona de saltos, varios aparatos para escalar y trepar, algunos recuerdan el "atomium" belga, todo con suelo blandito; y por si fuese poco.... también hay aparatos de gimnasia para que yo tonifique mis músculos, jejejeje.
Se nota que quien los diseñó no tenía pensado venir con la manada.... porque la mayoría enfocan al bosque y no al parque infantil; espero no dislocarme el cuello.
Para llegar hasta aquí sólo tenemos que seguir el camino del päivaköti, llegar hasta el minigolf/lavadero del alfombras al aire libre, atravesar los árboles, cruzar el puente, atravesar la esplanada, andar un poquito y ya. Si quieres hacerlo más emocionante puedes pasar por el depósito de agua, así subes un pequeño montículo, que escasean por estas tierras.

jejeje, ahora que lo leo... no sé si sentirme como el hombre de hojalata y Dorothy en "el Mago de Oz", cruzando el camino de baldosas amarillas, o llamar a MAPA, de "Dora la exploradora".










2 comentarios:

Maria Gasca dijo...

Mooochila mooochila.....
Mooochila... mooochila

Anónimo dijo...

MAAAAAPA

Publicar un comentario