domingo, 20 de marzo de 2016

Virvotaneando.

Como todos los años ya está todo listo para "virvotanear".
L@s niñ@s del lugar lo viven como un gran acontecimiento, tanto que en muchos casos lo tienen perfectamente planificado: durante la semana han quedado con amig@s primero para ir a recoger las ramas, luego para decorarlas y hoy domingo quedarán para ir de casa en casa a bendecir al vecindario y recoger su recompensa: chuches y chocolate.












Mis pollos, que ya están en proceso acelerado de "finlandesización", han dicho que hoy no se mueven de casa hasta que no hayan venido unos cuantos amigos a virvotanearles. Me tranquiliza saber que aún no se han convertido del todo, al menos los dos mayores, pues ni se han disfrazado ni tienen pensado salir a repartir ramas. El pequeño está dispuesto a salir, hasta tiene el disfraz listo (juntando trapos de aquí y de allá), pero conociéndole... me da a mi que le va a poder la vergüenza.
Tenemos la casa llena de ramitas de colores (se han pasado tres tardes en el cole haciendo sin parar), así que como vengan muchos amigos vamos a tener que exportarlas.
El proceso está tan arraigado, que hoy en el centro comercial había un "punto gratuito de manualidades para decorar las ramas".

Si quieres saber más sobre virvotanear:

0 comentarios:

Publicar un comentario