martes, 8 de marzo de 2016

Datos

Algunos datos por aquí y por allá:
Mientras ellos tuvieron posibilidad de asistir a la escuela superior desde 1858, ellas tuvieron que esperar hasta 1864. A partir de entonces, tanto para ellas como para ellos fue posible el  acceso a la educación, independientemente de su clase social.
En 1906, las mujeres finlandesas fueron las primeras del mundo que tuvieron derecho a votar y a formar parte del parlamento, este año se cumplen 110 años de aquel hecho histórico.
94 años después  fue elegida la primera Presidenta de la república: Tarja Halonen.
Estamos en 2016 y aún se sigue diciendo la frase de "un euro del hombre equivale a 80 céntimos de la mujer". Hay varias razones, como que los trabajos con mayor remuneración siguen estando, en general, mayoritariamente ocupados por hombres y los de menor remuneración son, generalmente, desempeñados por la mujer. También el hacerse cargo de los hijos resta competitividad a los sueldos femeninos. En fin...aun queda camino por hacer.

En lo que se refiere a las pensiones la diferencia es incluso mayor, ya que, excluyendo la pensión de viudedad (añadida a la contributiva), la mujer en Finlandia cobran aproximadamente un 30% menos que ellos. Esto se debe a la diferencia en las cotizaciones acumuladas, que son también menores. En este caso, el euro del hombre equivale a 70 céntimos de la mujer.

0 comentarios:

Publicar un comentario