domingo, 27 de septiembre de 2015

Cosas del cole

Este fin de semana ha sido aún más corto de lo habitual. Si los fines de semana se pasan volando de por sí, imagínate que el sábado te dicen que los pollos tienen que ir al cole en horario normal, o lo que es peor, que tienes que acompañarles. La cosa puede ponerse más difícil todavía cuando son dos pollos los convocados, cada uno con una programación diferente y los dos quieren que les acompañen su padre y su hermano menor. Lástima que el padre de mis hijos no pudiese dividirse en dos, porque por los pelos estuve a punto de ganarme una mañana libre.
Así que el sábado empezamos el día con alegría. Se nos pegaron las sábanas un poco más de lo normal y amanecimos media hora más tarde del horario habitual. Eso que un sábado normal no habría tenido consecuencia alguna, ayer se tradujo en: prisas para preparar los desayunos, en "corre que no nos da tiempo", "no hables tanto que se te va la fuerza por la boca y tus hermanos llegan tarde", un corte en mi dedo por no recordar uno de los refranes favoritos de mi madre ("vísteme despacio que tengo prisa"), y el olvido de poner el tapón de la botella de agua que iba en mi mochila. Así que terminé con un dedo vendado y una mochila empapada por dentro y por fuera.
La parte buena del asunto es que he comprobado (una vez más) la buena impermeabilidad de la misma y ya sé que mi Samsung es capaz de sumergirse en una piscina no muy profunda sin sufrir consecuencias aparentes. La parte negativa es que al intentar vaciarla, no caí en la cuenta y me eché todo el agua encima, así que me calé la parte delantera de los pantalones como si hubiese tenido un escape fortuito de pis.
Como era el día de la gimnasia, para fomentar los buenos hábitos a nuestros retoños, estuvimos haciendo ejercicio a pesar de las inclemencias del tiempo. A mi medianillo, en cambio le tuvieron entrenando, entre otras cosas, el lanzamiento de bota de agua.


 Como nos convocaron a las 8,15 a.m (con lo bien que podíamos haber ido por la tarde, ya sin niebla y con solecico), la mañana cundió lo suyo. Dos horas de deporte, media para comer y luego estuvimos en el aula de los cachorros observando como es el día a día en clase.
Mientras el mayor comía me acerqué al aula del medianillo, que estaba con su padre y observé con horror la cantidad de comida que se pone en el plato cuando no le gusta la comida. Ahora entiendo porqué cuando llega a casa está muerto de hambre, más que muerto está rabioso de hambre. La profesora dice que normalmente come más, y él reconoce que cuando le gusta come mucho, "pero es que algunos días está malísimo mamá...", yo le entiendo, porque buena pinta....lo que se dice buena pinta no tenía. Pero por muy bien que desayune, no puede aguantar sólo con eso hasta que llega a casa.
Hablaré con la profesora, más bien la escribiré, porque aquí el profesorado, una vez en el cole, es poco accesible en el trato cara a cara. Para comunicarte con l@s profesor@s existe el programa WILMA. De esta manera te cuentan los deberes y cosas importantes del día y de la misma forma puedes hablar con ell@s. Si es algo más urgente puedes pedir una cita. Veremos como lo resolvemos.
 Visto que ayer no pudimos disfrutar del desayuno de los sábados, hoy nos hemos dado un pequeño homenaje. Churros y galletas de lacasitos.

2 comentarios:

ISABEL LEON TABARES dijo...

Me encanta cuando cuentas cositas del colegio, así nos vamos enterando de cómo funciona el su sistema educativo y por qué tiene esa gran fama....tendrías que contarnos más cosas!!!
me queda la duda saber qué quieres decir cuando llamas "adoctrinamiento"...a ver alguna crítica al sistema, que no me creo que todo sea tan maravilloso ;)

Susana Gasca Escorial dijo...

Mas cosas del cole...uhmm.... es que aún soy algo novatilla en el tema. Puedo criticar, sí, en todas partes cuecen habas, hay cosas buenas y otras que o bien me chocan o no me parecen tan buenas, pero intento ser positiva. No soy lo suficientemente objetiva como para meterme en faena.
Adoctrinamiento: "enseñanza o educación en una doctrina, intentando inculcar algunas ideas o creencias". Como ya he dicho muchas veces, aquí son muy defensores de lo suyo. Muy orgullosos de lo "100%.fi" (no es una crítica, es una observación), y como a pesar de la extensa cartelera infantil les llevaron al cine a ver una peli local..... de ahí el comentario. Pero como sabes...formas de adoctrinamiento hay miles.

Publicar un comentario