jueves, 24 de enero de 2013

¡el niño invisible!

Como ya os he contado, tardabamos una eternidad en vestirnos para salir a la calle, pues eso ya ha pasado a la historia, como "el frotar se va a acabar". Mi hijo pequeño lleva investigando varios días como poder acelerar el proceso y por fin ha encontrado la solución. Ahora los tres hacen, lo que han denominado, el niño invisible, que consiste nada más y nada menos que en no quitarse las botas cuando se quitan el mono; como el mono tiene unas cintas elásticas -que se enganchan a las botas- para que el pantalón no se suba cuando trepan por la nieve, han decidido quitarse el pantalón con las botas puestas. Así al día siguiente ya lo tienen todo preparado y se "enfundan" sin más. El mayor de los tres, hoy ha aportado una nueva variante, no se ha quitado ni las manoplas, también las ha dejado enganchadas, ya veremos como se las pone dentro de unas horas, jajajaja.
Todo esto, que para ellos resulta muy práctico y muy divertido (realmente funciona) a mí me supone acordarme todas las noches de desenganchar las botas, para que se aireen un poquito, y colocarlas a la mañana siguiente, antes de que se lo vuelvan a poner. Suelo hacerlo mientras desayunan. 
Gracias a este nuevo invento, antes tardábamos algo más de media hora en estar preparados para poder jugar en el frío exterior, ahora se queda en poco menos de 20 minutos. WOW. 
Solo hemos tardado 15 días en conseguir que se pongan solos todas las capas de ropa, el mono, las botas, el gorro y las manoplas.
Colocar las manoplas debajo de la manga para que no entre la nieve, nos va a llevar algo más de tiempo. Seguro que en breve se les ocurre alguna solución. No obstante, se admiten sugerencias.


Seguiremos informando.

1 comentarios:

Lorenzo Gasca dijo...

Felicidades desde Sevilla al CHICHARRA número 3¡¡¡
Como no sabemos dónde llamarte tírale de las orejas de parte de Pablo, Juan, Elenay Curro

Publicar un comentario