martes, 29 de enero de 2013

buscando coles (II). apartaozzz que me tiro...

Seguimos con la historia de la educación infantil; esto es un lío, dan tantas posibilidades que al final no sé lo que tenemos que hacer, lo único que tengo claro es que no paramos de rellenar formularios, y cuando digo paramos, me refiero a que el padre de mis hijos escribe sin parar, y yo me limito a firmar.
Por lo que hemos entendido, aquí, muchas madres (puede que algún padre también, pero por norma general son ellas) se quedan con los niños en casa hasta que tienen tres años, el Estado las financia (he leído que las pagan el 75% de su sueldo y las dan una ayuda económica, pero no lo he visto en ningún documento oficial, así que no puedo constatar la veracidad de este dato).
 Pues eso:
- Mucha gente se queda con los cachorros en casa hasta los tres años.
- El resto pueden llevarlos a una Escuela Infantil, de lunes a viernes con un horario determinado; 
- Existen otros centros a los que las madres pueden ir con los niños para jugar con ellos, en estos centros organizan actividades, la madre es siempre responsable de su retoño. Aquí es donde organizan los "club´s", a los que pueden ir sólo los niños/as que han cumplido los tres años; tienen lugar dos días a la semana dos horas cada día, A estos club´s no hace falta que entren las madres, pero al parecer hay bastante lista de espera.
- La educación primaria, tal y como la entendemos en España, empieza cuando los niños cumplen 7 años, y no los 6 como en España.


Hago un pequeño resumen de la situación educativa en la que nos encontramos en este momento:
Mi hijo mayor cumple 6 años en Marzo, así que, han decidido que es importantísimo que empiece en preescolar ya mismo, independientemente de los plazos y los trámites burocráticos. Le han dado plaza en una Escuela Infantil a cinco minutos de casa, en una sitio muy chulo. Ayer hablamos con su profesora, es argelina, y salimos muy contentos de la entrevista. 
Mientras hablábamos con ella,  mis tres cachorros se quedaron jugando en el aula del mayor y se lo pasaron muy bien, tanto, que no se querían marchar. El 4 de febrero, empieza a ir regularmente y ya sin sus hermanos, supongo que los primeros días serán más complicados, pero bueno, iremos poco a poco con la adaptación. Ya sabe contar hasta 30, en el idioma local, los colores y algunos nombres de animales y frutas.

Lo que ahora me quita el sueño son los otros dos hermanos, de 4 y 3 años. Para ellos no sé si es que no hay plaza en el mismo centro de su hermano mayor, o que no lo han considerado prioritario y por eso, a pesar de haber rellenado otro puñao de formularios no les admiten todavía, no lo consideran prioritario y por eso hay que esperar unos 4 meses  a que nos asignen centro oficial. Por eso, para ellos nos han dado la opción de ir a unos de esos centros donde van las madres con sus hijos, con los clubs y todo ese rollo. 
Ya hemos visitado uno y sí, está muy bien, las instalaciones están bien y la idea es buena, porque favorece la integración y también dan cursos de idiomas. El problema es que tanto para los clubs como para las clases de idiomas hay lista de espera y, sobre todo, lo que más me preocupa es que yo voy con dos cachorros humanos de 3 y 4 años, el resto tienen de tres para abajo y la mayoría van con uno. A eso hay que sumarle que los míos... son... como decirlo.. moviditos, les gusta cantar, saltar, gritar, correr,lo normal...., no sé si a los niños locales les gusta jugar así, pero desde luego, en este centro jugaban tranquilos, sentados, sin gritar...., mientras que los míos, después de una hora jugando con los coches... descubrieron unas espalderas (como las de los gimnasios) y empezaron a trepar como spiederman. El de 4 años tenía el detalle de esperar, para no saltar sobre nadie, pero el pequeño... se limitaba a gritar con voz de tarzan... aprrrtarozzz apartarrrrr que me tirooo. 

Soy consciente de que les viene bien ir a un centro, jugar con otros niños, relacionarse, ir aprendiendo poco a poco el idioma, pero.... debo reconocer que es un poco estresante, porque tengo que estar controlando que no se coman a ningún niño; como van juntos, no tienen necesidad de jugar con los demás, hacen piña y sobre todo, porque para el de 4 años, camino de 5, no es muy motivante estar en una sala con niños de 0 a tres. No sé, tendré que probar, pero me da a mí en la narizzzz, que la tranquilidad en el aula va a durar lo que dure la novedad. Como es un centro abierto, al que podemos ir cuando queramos y las horas que queramos, iré probando, y por supuesto, os lo iré contando. Os planteo la situación, uno saltando, otro no compartiendo lo que debiese, todo a un volumen normal para nosotros, elevado para los lugareños y al mismo tiempo... yo.. hablando con las docentes en inglés y aprendiendo finés... . Me dicen que es importante ir porque me va a ayudar (integración, amigos, otras madres, hablar con adultos, el idioma), SÍ, a volverme loca, jajajajaja.

Nos han dado plaza en otro centro de integración, donde hay CLUB con dos plazas, sería perfecto sino tuviésemos que ir en tren, está cerca, pero tengo que analizar la situación, porque tengo que calcular los tiempos para que nos de tiempo a recoger al mayor.

¡QUÉ LÍO!. Por eso, estamos intentando convencer a la directora del centro del mayor, de la necesidad de meter a todos en el mismo centro desde el primer momento. La hemos mandado un par de correos a ver si ablandamos su corazoncito.
Los colegios privados aquí son una minoría, no nos los hemos planteado en ningún momento, también esta el internacional, todo en inglés, pero hemos optado por esta opción y ya veremos como salimos de esta, jajaja.

Habrá tercera parte. continuara.....

Nota de la autora: mucha gente no lo sabe, pero el menor de mis tres fierecillas tiene una fuerza sobrehumana; la ha ido desarrollando a lo largo de sus recién estrenados tres años, no en vano es el pequeño de tres hermanos y el 8º en la línea de sucesión al trono. Me lo como con patatas y como ya habeis leído, también tiene muy buenas ideas.




1 comentarios:

Fernando martínez dijo...

Bueno, chiquica, poco a poco. Si no te dan sitio para los 3 (cosa que dudo conociendo la terquedad de los Gasca, que ni descendientes de aragoneses parecierais,(uy, que si tienen raíces de allí)); pues vais probando poco poco las demás posibilidades, y sin estresarse que vosotros venís del Sur...
... ¿y qué tal M.A. en su trabajo?...

Publicar un comentario