jueves, 22 de septiembre de 2016

Alpiruusupuisto

Helsinki tiene muchos parques y zonas verdes, incluso hay parques cementerio en los que la gente se sienta a improvisar un picnic o un botellón (en Finlandia también existe) pero junto con el jardín botánico y el invernadero destaca el Alpiruusupuisto, algo así como el parque de la rosa alpina. Fue diseñado y construido en 1975 
sobre un pantano natural,  y ampliado en 1996. Actualmente, además de estar abierto al público durante todo el año también es utilizado con fines de investigación por la Universidad de Helsinki.
El mejor momento para pasearse por aquí es a principios de Junio,  momento en que la mayoría de las flores están abiertas y demuestran todo su esplendor.



















Nosotros fuimos la última semana de mayo y ya me pareció una pasada, pero una amiga que venía con nosotros nos dijo que eso no era nada en comparación con mediados de Junio. 

Las flores estaban preciosas, gran variedad de colores y olía de maravilla.
Es un sitio habitualmente tranquilo, un parque con puentes de madera que determinan los caminos por los que puedes jugar a perderte. Y digo tranquilo, porque cuando fuimos, íbamos con 7 niños y, aunque lo pasaron bien correteando y jugando al escondite creo que nos 
cargamos la paz del lugar de un plumazo, aunque lo llenamos de vida, :).
El jardín mide cerca de 8 hectáreas, pero nosotros recorrimos sólo una parte porque la manada estaba más interesada en marcharse a jugar a la zona infantil que estaba al otro lado de la calle
















0 comentarios:

Publicar un comentario