sábado, 19 de julio de 2014

Playa urbana

Finlandia tiene mucha costa, más de 1000 km que limitan al mar, más de 180.000 islas, más las costas internas formadas por los lagos.
A nosotros las playas de mar no nos quedan cerca de casa. Tampoco están lejos, a 20 minutos en coche, pero pudiendo ir en bici.... quien quiere vehículos a motor. Así que en lugar de ir a la playa salada hemos encontrado una de agua dulce.
Playas de agua dulce también hay muchas, tantas como lagos y alguna extra artificial o de agua desviada de los ríos; supongo que así es como se ha formado la que nos pilla cerca de casa.
Cinco minutos pedaleando y "al agua patos", con cuartos de baño, socorristas, vestuarios y hasta ducha, wowow (lo digo porque las duchas brillan por su ausencia en las playas finlandesas que hemos frecuentado con anterioridad). En el mismo recinto también hay una zona de juegos para escalar y balancearse, aparatos de gimnasia y unas pistas de volleyball. Playa para perros y playa para humanos. ¿qué más se puede pedir?.

El agua está fresquita, según marcaba el cartel de hoy: 20 grados; pero a los pollos no les ha importado lo más mínimo; ni que el agua fuese verde, ni la temperatura. Su objetivo estaba claro: llegar a la plataforma.

Como curiosidad playil... sólo decir que me ha sorprendido la ausencia de construcciones en la arena (castillos, flanes....) y que hay mucha gente que a falta de toalla y esterilla lleva una especie de colchas enoooormes con las que marcan el territorio. Pocas sombrillas (ninguna).

2 comentarios:

Joselyn dijo...

La verdad es que en Finlandia hemos estado solo en invierno. A lo mejor también valdría la pena pasarse durante "el invierno verde" (como le decimos en broma al verano ruso).

FinlandiaNoEstáTanLejos dijo...

jejejeje, eso del verano verde me gusta. Es una expresión muy acertada, también aplicable a Finlandia, me la quedo.
Este es el primer verano que paso por estas tierras, y sí, creo que merece la pena hacer una visitilla en verano. La luz es preciosa y el tiempo... ¿qué te voy a contar?, impredecible. Todo muy verde y con colores muy vivos de las flores silvestres.
Eso sí, si vas a Laponia, cuidadín con los mosquitos.

Publicar un comentario