jueves, 5 de junio de 2014

Seguimos curioseando...

Fregona o limpia cristales adaptado, esa es la cuestión.

En casa tenemos los dos artilugios, uno traidito de España (aunque aquí también lo venden), y el otro lo tenemos desde abril, subvencionado por Justino y familia.
La fregona ya sabeis como funciona, no os lo voy a explicar, ahora hay algunas muy sofisticadas, pero la nuestra es modelo básico, la de toda la vida.
El limpia cristales gigante....no es un limpia cristales como tal, se parece mucho, pero yo diría que es su hermano mayor; su  funcionalidad es la misma, en lugar de usarlo para limpiar cristales se usa para secar el suelo; yo lo he intentado, he puesto todo mi empeño por integrarle en la rutina diaria después de la ducha, pero si ya me cuesta trabajo encontrar tiempo para darme la crema hidratante..... lo siento pero o se seca el suelo solito (para eso el suelo del baño es radiante), o ante una urgencia....no lo dudo, siempre la fregona antes que el nuevo complemento, con el que no me apaño.

1 comentarios:

Sanna Autio dijo...

Jajajajajajaaaa... Confieso que tampoco lo uso siempre, pero es practico teniendo en cuenta que no hay platos de ducha, y que en la mayoría de las casas solo hay un baño... ;)

Publicar un comentario