miércoles, 21 de febrero de 2018

visones en el Báltico

0 comentarios

Hace mucho que no hablo de un de nuestras islas favoritas, así que hoy aprovecho para poneros un par de vídeos que hizo un amigo que pasó unos días con nosotros.

Habíamos visto ardillas, cisnes, un montón de pájaros, muchxs corredores, pero nunca, nunca habíamos visto visones en el báltico.

martes, 20 de febrero de 2018

Helsinki

0 comentarios

 Así de bonita estaba la bahía de Töölö en el mes de Diciembre. Ya solo me falta encontrar la foto que hice el otro dia para que veais como impresiona verla congelada ;-)


lunes, 19 de febrero de 2018

Vacaciones de invierno

0 comentarios

Ya estamos vacacionando, oficialmente desde el pasado viernes 16 de Febrero y hasta el próximo domingo, que no quiero ni saber que día del calendario es.

El Viernes, en el cole, para no agobiar a lxs chicxs decidieron ir calentando el cuerpo para lo que aquí llaman "vacaciones de esquí, vacaciones de invierno" y se llevaron a grandes y a pequeños a esquiar y a patinar respectivamente. Con trineo no tuvo que salir ninguno porque ya se lo habían estado llevando el lunes y el martes, como veis no ha sido una semana muy agobiante.

Si aquí quien no se divierte es porque no quiere. Eso sí, para que ningunx se destemplase les dijeron que tenían que llevar un termo con bebida calentica para reponer fuerzas.
Así que con esto y un bizcocho, hasta el domingo a las ocho. Ya tenemos todo el equipo de juegos de exterior a punto para sacar el máximo partido de estos días. En la foto faltan los resbalaculos que se estaban secando, pero en fin, multiplicad esos trastos por cinco y os podeis imaginar en qué estado se encuentra ahora mi cuarto de baño y todo porque han cambiado la llave del cuarto de las bicis y aún no he ido a pedir la nueva.








miércoles, 14 de febrero de 2018

Lo que queda de correos. Posti

0 comentarios

Así de fácil. Así de práctico. Así de rápido. Siempre cerca de casa.
Así funciona el autoservicio de correos.

Me sorprendieron mucho sus cajetines hace cinco años porque suelen estar ubicados en muchos supermercados y grandes almacenes. He visto que en Madrid también funciona desde hace unos meses (lo vi en varios intercambiadores de transportes).
Ofrece prácticamente los mismos servicios que el servicio de correos de toda la vida, sólo que la entrega y la recogida las gestionas tu mismx. Comodísimo,
Y ya que estoy con el servicio de correos ¿dónde vamos a parar?

Hoy es 14 de febrero y en Finlandia, como ya he dicho en varias ocasiones, hoy se celebra "el día de la amistad". Lxs amigxs se regalan bombones y chocolates, las tarjetas y cartas también son bastante habituales. De hecho, puede que sea, después de Navidad, el pico más alto para el posti. Pues ahora, sorpresa, sorpresa, te puedes descargar una aplicación para  mandar las tarjetas.¡Esto ya es el acabose!. Mira que soy poco amiga de tanta app y tanta cosa en el teléfono (será por eso que tengo un teléfono tan patata que ya ni me actualiza el whatsapp, sí, aún soy de esas que escriben de vez en cuando cartas en papel.
Como sigamos así no nos va a hacer falta ni aprender a hablar ni na de na. Leer va a ser importantísimo, pero en la era de la comunicación,cada vez hablamos menos.
Luego me quejo de que mis hijos no miren a los ojos de su interlocutor, o de que hablen -según con quien- con monosílabos.
Si es que entre la falta de personal en los autoservicios, cajerxs en el supermercado, montamos nuestros muebles, facturamos y hacemos el "check-in" en los aeropuertos. Con una tarjetita alquilas y devuelves libros, pagas el transporte... Tal vez nuestrxs adolescentes no sean tan inútiles como mucha gente piensa...

martes, 13 de febrero de 2018

Nieva que te nieva

0 comentarios

 Así estaba la ventana por la mañana y ya me parecia mucha nieve.
 Así estaba cinco horas más tarde, 16 centímetros una ventana y más de 18 en otra.

jueves, 8 de febrero de 2018

Espoo, Oittaa en invierno

0 comentarios



Ya había hablado de esta playa lago que está en Espoo. Habíamos ido en verano, pero creo que me gusta mucho más el ambiente en invierno.
No en cualquier época del invierno. Me gusta en invierno, con nieve y con sol. Estaba especialmente animado el día que fuimos, había mucha luz, Sol, aunque empezaba a decaer la cosa, mucha nieve y el lago helado. Con una capa tan gruesa que lo utilizan como pista de esquí de fondo. Era un día festivo y eso se notaba.


Era como estar un puerto de montaña, pero en llano.
Alquiles de esquíes, sauna a pleno rendimiento con el tradicional chapuzón en las gélidas aguas.
Recorrido de esquí señalizado.
Parque de los angry abierto y lleno de niñ@s.
Cuesta para trineos.
Me pareció ver a gente con patines, pero no vi la zona en la que se podía patinar, si es que la había.
Hay caseta de alquiles de esqués y cafetería con menú diario y brunch.
¿sé puede pedir más?.
Pues eso piensan en estas gentes del Norte, en esto radica la felicidad nórdica, en poder disfrutar de todas estas cosas mientras te echas unas risas con tu gente.

Tal vez te interese:
La playa de oittaa, excursión de un día

La felicidad en Fnlandia

















domingo, 4 de febrero de 2018

Millones de copos

0 comentarios



Jjejeje, cuando caen nevadas como la de la semana pasada, estuvo nevando más de 48 horas sin descanso, a veces pasan cosas graciosas.
Era una nieve como la lluvia de Forest Gump. Caían copos grandes, a ratos copos diminutos, unas veces era como ceniza de nieve, otras como granizo que parecían las partículas de las tablas/bolas de poliespan. Si es que 48 horas de nieve dan para mucho. Para tanto que hasta se colapsaron algunas carreteras. Sí, en Finlandia también pasa, también se retrasan los autobuses, hay atascos....
Fue muy gracioso, porque aunque llevaban varios días avisando, la gente estaba con la nieve como niñxs con zapatos nuevos. Había nevado en Noviembre y a principios de diciembre, pero el tiempo, que está matarile, cambió radicalmente a mediados del mes pasado y ha estado los últimos 15 días de diciembre lloviendo sin tregua. Así que la nieve ha sido como el despertar de la fuerza para levantar ánimos caídos. En el trabajo ya me estaban acusando de haber hecho contrabando de nieve, decían que se la habíamos robado en la península, jejej.
Como durante los dos primeros días la nieve recién caída estaba muy blanda -se va endureciendo con las heladas- se acumulaba en los arcenes y la gente se hundía /nos hundímos como si fuésemos a los infiernos al bajar del autobús, era muy gracioso. También me pasó con las bolsas de la compra, la nieve estaba más alta de lo habitual y al no ofrecer resistencia porque era como polvillo llegué a casa con los bajos de la bolsa algo perjudicados, por suerte la nieve estaba limpita, no hubo daños colaterales que lamentar.








viernes, 2 de febrero de 2018

La tarde de Harry Potter

2 comentarios

La primera vez que oí hablar de este personaje de ficción y de su autora fue hace casi 20 años años. Estaba tomando unas cañitas con mis amigxs y actual padre de mis hijos en Gambrinus (¡qué tiempos aquellos!) y Virginia nos ilustraba y traía las ultimas novedades literarias. Poco después mis hermanas empezaron a devorar sus libros y como ya me pasase antaño con otros grandes éxitos, me dio un perezón enorme enfrentarme o descubrir a Harry y su pandilla. Asumí el riesgo de quedar desplazada en cientas de conversaciones hermaniles que parecían haber estudiado en HOGWARTS.
No he leído ninguno de los libros (a pesar de que según la wikipedia han sido traducidos a más de 65 idiomas incluidos el latín y el griego antiguo), no he visto las pelis (bombazo de taquilla) ni he ido a la exposición (que está siendo éxito mundial). Mi conocimiento sobre Harry es cero patatero.
¿Qué pasa? Pues que uno de mis chicharras hace poco más de un año se entusiasmo con Harry, su magia, su vida y misterios. Sus amigos.
Hasta hace poco lo hemos mantenido bajo control, pero en Navidad fueron con su prima a la exposición, vieron un par de pelis y ya está imparable. Cierto es que tiene la suerte de emocionarse con todos los proyectos que emprende. El tema está en que  ha abducido a sus hermanos y hablan los tres del tema sin parar. Aunque estoy casi segura que lo hacen en su lengua materna-que dicho sea de paso también es la mía-, a veces me hacen dudar, sobre todo cuando empiezan con los conjuros a voz en grito por la casa. 

Pasó con la etapa "guerra de las galaxias" cuando vivíamos entre espadas laser y caretas, por suerte su padre les seguía el ritmo, pasó con los pokemon (más o menos me defiendo), pero es que este fin de semana  a mi cuñada la han frito a preguntas. Así que de hoy no pasa que empiece  a leerme con ellos "la piedra filosofal".
Han tenido la suerte de que esta tarde en la biblioteca celebraban la tarde de Harry Potter, así que como no podía ser de otra manera, allí hemos estado puntuales como un clavo. Hemos hecho baritas, conjuros y muchas cosas más.

jueves, 1 de febrero de 2018

pintando el cielo

0 comentarios

Y con este cielo despedimos el mes de Enero. Un día soleado y bonito. Hacía tiempo que no teníamos tanta luz, cuyo efecto se incrementa al reflejar en la nieve. En días como este es cuando soy consciente de la carencia de luz de la que nos vemos privadxs durante unos meses. Los días pasan y vivimos la falta de luz como normal, entonces luce Sol y ¡Zas!, vuelta a la realidad, lo normal para mí es la luz y el sol, no la falta de.
Lxs más optimistas ya empezaban a hablar del despertar de la primavera. :-)

lunes, 29 de enero de 2018

Defensora de la lana

0 comentarios



Sí, tras cinco años y algunas semanas en este país y más de 40 en el planeta debo reconocer que me he vuelto una gran defensora de la lana como ropa de abrigo, sobre todo de algunas prendas en concreto.
Cuando llegamos a esta parte del mundo, las profesoras del cole de los pollos lo primero que nos recomendaron (además del plastificaniños) fue la ropa de lana, hacían mucho hincapié en los calcetines. Lo intenté, pero como teníamos kilos de ropa térmica y otras herencias bastante calentitas, entre lana y algodón, los pollos siempre tiraban hacia el algodón alegando que la lana les picaba.
A mi la lana poco a poco me ha ido ganando. Al principio también era reacia, excepto a los jerseis de mi abuela, que los guardo como oro en paño y los llevo conmigo allá donde viva, mira que han pasado años desde que me los hizo, mira que hemos recorrido mundo y hasta crecido/ensanchado juntos, jejeje, pues sus jerseis y chaquetas se mantienen en el tiempo sin pelotillas ni bolisas ni na de na.
Pues eso, que decía que a mi la lana meha ido ganando poco a poco, en parte gracias a los regalos de mi cuñada. Gracias a Nuria me reencontré con los calentapiernas. Ahora soy superfan, me ha hecho un par de pares y son lo máximo: calentitos y prácticos, de hecho forman parte del "básico de mi mochila" junto al gorro, la bufanda/braga y las manoplas (sí,soy más de manoplas que de guantes, de cola cao que de nesquik y de nocilla más que de nutela).
Los calentadores van conmigo allá donde vaya, en la calle porque hace frío y cuando pasas largas horas a la intemperie -como es mi caso- son muy prácticos porque van a tobillos, gemelos, rodilla o todo al mismo tiempo según punto débil. Y a veces en interior también los uso, porque aunque las casas están bien acondicionadas, en el trabajo según en que sitios hace un viruji  que para qué. Son mejor que cualquier pantalón térmico de los que he tenido, me encantan.
Con las manoplas me pasa igual, me regalaron unas de lana de Nepal -ya las presenté por este medio hace tiempo- que son superestupendas, y el año pasado una compañera me regaló unas hechas por ella (aquí lo de hacer punto se lleva mucho), ¡pufff son lo más mi manoplas multicolor!. Y si nieva me pongo otras un poco más grandes encima y así no calan.
Con los pollos no lo he vuelto a intentar, ya lo irán descubriendo ellos por si mísmos, a veces dejo algún par de calcetines o manoplas a la vista a ver si se animan, pero de momento no ha colado. Cierto es que se mueven más y no usan tanto abrigo, en cualquier caso, de momento lo dejaré estar, que sabemos que estamos en una edad, que basta que yo lo diga para que hagan lo contrario.