martes, 23 de enero de 2018

Quien dijo frío

0 comentarios




 Hemos amanecido a -15 gradetes. Los pollos ya han salido camino al cole en esta fría mañana de enero, en breve le toca a la que suscribe disfrazarse para salir al frío exterior para ir a ganarse las lentejas.
Tengo dos opciones:
vestirme como una cebolla (no sólo por las miles de capas que esta vestimenta requiere, sino por la forma curva que adopta mi cuerpo bajo esta modalidad, que ahora que lo pienso, en forma más se asemeja a una cabeza de ajo) o directamente vestirme en "modo michelín" con un abrigo tan gordo que no me veo los pies.
Al menos parece que está saliendo el Sol, así que el día promete,
La foto de la izquierda marca la temperatura desde mi ventana ahora mismito, la de la derecha me la manda una amiga desde Siberia. Aún bajo esas temperaturas, dice que allí la sensación de de frío es diferente, el clima es más seco y no tan húmedo como en Finlandia, que no es tan terrible. Quien no se consuela es porque no quiere. Cualquier día cojo los bártulos y me planto allí para averiguarlo.
¿Quien dijo frío?

domingo, 21 de enero de 2018

Volando sobre el hielo

0 comentarios





Ya estábamos tardando en salir a patinar.
Como este año el tiempo ha estado que si sí que si no, que si nieva, que si lluvia, que si hiela que si lluvia que esto que si lo otro, y más lluvia, las pistas de hielo han estado funcionando a medio gas. Estaban funcionado las cubiertas, esas abren todo el año. Las que están al aire libre estaban funcionando sólo algunas porque exigían mucho mantenimiento.
Por fin la semana pasada empezaron las heladas de las buenas y como no hay mal que por bien no venga: si tenemos frío tenemos hielo. Eso ha servido para que preparen una de nuestras pistas favotitas. Tiene música, vestuarios pulen el hielo todos los días y está a 15 minutos andando desde casa. Tenemos otra a 30 segundos del portal, pero esa este año la tienen un poco asilvestrada, no la han pulido bien y tiene unos baches bastante grandes, no es que sea una tiquismiquis del hielo, ¡válgame el cielo! es que este año la nuestra está hecha una penita, aunque no pierdo la esperanza de que vaya mejorando según avance el frío.
Esta semana han empezado a ir a patinar con el cole, van una mañana a la semana. Un par de horitas y vuelta al cole, no está mal para cansarles un rato, luego me llegan a casa agotaicos.
Y ya que estamos con el hielo, hoy traigo mi nuevo descubrimiento:  invento para enseñar a patinar a lxs más pequeños, es como un andador portátil pero para el hielo.
Después de mucho observar a estas gentes del Norte, el padre de mis hijos y la que suscribe, cada vez estamos más convencidos de que han nacido con un motorcito para deslizarse por el hielo. Es que hay algunxs que no saben casi ni andar y ya están patinando, veo a mujeres que deben andar cerca de los 80 años haciendo giros y casi piruetas, lo hacen con una facilidad que a mi me deja pasmaita, como si estuviese chupao, es que es como si volasen y cruzan las piernas por delante y dan media vuelta y patinan hacia atrás y vuelven a volar. No son un par de personas aisladas, es que es la gran mayoría, alucino.
La próxima vez que alguna amiga tenga un hijo por estas tierras voy a examinar detenidamente la famosa caja que les da Kela, porque puede que haya un motorcillo escondido que les instalen en plan  "chip modo patinaje", que se nos haya pasado por alto.

sábado, 20 de enero de 2018

En Invierno, en Finlandia hace frío

0 comentarios

Normas básicas, aunque parezcan absurdas, a tener en cuenta en días de viento, nieve, frío y hielo como los que tenemos ahora.


  • Abrigarse y desabrigarse (este segundo punto es tan importante como el primero) adecuadamente.Tan importante es ponerse la ropa necesaria antes de enfrentarse al frío exterior como quitarse la ropa sobrante cuando llegas a destino: tren, bus, supermercado, centro de salud.
  • Cabeza, cuello, manos y pies. No estoy cantando la canción infantil de "head, shoulders, knees and toes", no. Digo que prestes especial atención a abrigar estas partes de tu cuerpo, por supuesto sin descuidar las demás.
  •  Cuidadín con las cuestas, igual meda que sean hacia arriba que hacia abajo, Si hay pendiente, hay riesgo de resbalón. Si a veces es difícil andar en llano, en pendiente mucho más.
  • Si para evitar caídas decides ponerte algunas de las cientos de modalidades de "suela suplementaria de clavos", ojito: quítatelas en interior, en caso contrario el trompazo puede ser monumental.
  • Cuidadín cuando bajes del coche (como he dicho antes si has aparcado en pendiente mucho más), agarrate al techo del coche para salir y asegura bien tus pies en suelo firme antes de ponerte en marcha.
  • Aunque solo sea por cortesía, en días de nieve sacude tus pies antes de entrar en cualquier edificio. Suele haber un cepillo a la entrada para este fin. Sacude también tu ropa, en especial capuchas que no hayas usado durante el trayecto. Así evitarás charquitos sospechosos que delaten tu metedura de pata según se vaya deshaciendo la ropa que llevas adherida a tus botas o resto de prendas.
Son consejos absurdos, lo sé, pero tan absurdos como necesarios.

jueves, 18 de enero de 2018

al rico pan de grillos

0 comentarios

Si, los grillos están de moda. La moda de los insectos.
Fazer, buque insignia de las empresas de alimentación finladesas (he hablado anteriormente de sus deliciosos dulces y chocolates) se ha convertido en la que parece ser la primera empresa del mundo occidental en comercializar pan hecho a base de harina de grillo.
En tan elaborado proceso primero secan los grillos, los muelen. Teniendo cada barra unos 70 grillos aproximadamente, lo que constituye el 3% del peso total de la barra de pan (los grillos son muy ligeros).
Parece que se han dado prisa en comercializar su nuevo producto,
 ya que el pasado mes de noviembre se levantó el veto a la comercialización de insectos para su ingesta.
Han puesto grandes esperanzas en este pan, Sirkkaleipä y esperan poder elaborar una lista de productos con este nuevo ingrediente rico en proteínas, calcio, vitamina B12, ácidos grasos y hierro.
Lo que no han explicado aún es de donde sacan los grillos.
Mañanita mismo voy a buscarlo, no para mí, sino para el padre de mis hijos que seguro que está encantado de decirnos a que saben los grillos.
Y ya que estamos con los grillos, también los podéis probar en las barras energéticasZircca, de la marca LEADER. 15 grillos por barra y 34% de proteínas. Sin gluten. Ya lo dice el papel.

miércoles, 17 de enero de 2018

Learning Finnish

0 comentarios


lunes, 15 de enero de 2018

Enero y la luz en Vantaa

0 comentarios


El Sol nos dura poco en esta época del año, pero cuando aparece -que no es todos los días, ni siquiera todas las semanas-, lo hace con mucho glamour. Y aunque sólo se quede un ratito aprovechamos su estancia todo lo posible. Por suerte le vemos aparecer y ocultarse desde las ventanas de casa:
arriba el sol intenta salir pasadas las 9.15.
abajo se marcha hasta quien sabe cuando antes de las 16.00


domingo, 14 de enero de 2018

La vida en azul

0 comentarios

Sí, a veces sucede así, que la escala de colores se reduce a una, el azul.
En Finlandia el invierno puede ser blanco, puede ser negro (cuando no nieva) y en ocasiones, según la zona en la que vivas o la hora de día, la vida puede ser azul.
Es una sensación extraña, como vivir en un cubito de hielo. Pero si te abrigas bien, si abres bien los ojos y preparas los sentidos es una experiencia de lo más interesante.
;-)

viernes, 12 de enero de 2018

¿Tarde?, espero que no

0 comentarios

Luego me sorprendo de que mi pollo de 10 se comporte, reaccione o responda como un gallo de 14. ¿cómo no lo va a hacer?, si poco a poco me he ido dejando llevar por las circunstancias, adaptándome al medio, al país en el que vivo, con lo bueno y con lo malo, tragando con lo que dije que nunca aceptaría hasta verlo como algo normal y hasta cómodo. Pero luego recapacito, me dan ataques de cordura, recapacito y actúo. ¿tarde?, espero que no.
Durante las vacaciones recibimos un correo del colegio en el que se nos informaba que a partir de enero se iban a reanudar las revisiones médicas de los cachorros; entre unas cosas y otras me da la impresión que estos niños tienen más revisiones que un coche de carreras, que les estamos revisando continuamente, será porque en casa todo va "X3".
Ni tiempo nos dio a pedir cita, porque el martes ya le habían citado, revisado y mandado a casa con el informe de la sesión. Sí, muy a mi pesar el pollo fue solo, ¡otra vez!.
Y antes de eso, el lunes, el lunes si que flipé en colores, no es que con esto diga que acepto lo del martes, pero es que el lunes el pollo tenía cole hasta las 14.00 y como hubo un cambio en el transcurso del día les mandaron a casa.  ¡2 HORAS ANTES!, que ya les vale. No voy a hablar de la cantidad de posibilidades que tiene el centro para tener a lxs niñxs de una clase hasta el final del horario previsto, léase sustitución, blablabla, pero qué menos, si no queda otro remedio que decir a lxs niñxs que se vayan a casa, que avisar a padre/madre o ambos de tamaña situación.
Si es que un niño de 10 años no tiene que asumir eso; vale que les ayuda a madurar, a gestionar su tiempo, que les da autonomía, que les será de gran ayuda en el futuro.... denme tiempo para prepararle yo, por favor. Por mucho que le prepare para muchas cosas, no lo veo. No.
Parece que él está más dispuesto a asumirlo que yo, no ha vivido otra cosa, lo vive como si fuese normal. A mi, en cambio, en silencio, se me parte el alma.

jueves, 11 de enero de 2018

No me chilles que no te veo

0 comentarios

Hacía tiempo que no me veía en una igual.
Cuando las cosas se tuercen, a veces se tuercen hasta decir basta.
El amigo Murphy decide aparecer y no hay nada que se pueda hacer. Decide quedarse y se queda.
Hace poco tuve que coger un vuelo con la tropa al completo, dos adultos, tres niños, equipaje de mano al completo (maletas a rebosar) y dos maletas a facturar.
A las 5 de la mañana ya estábamos en marcha, con un niño recién salido de un virus vomitoso (iba zombi), otro que no paraba de vomitar todo lo que entraba en su cuerpo, adulto y otro pollo aparentemente sano (al que no dejé apenas desayunar por si también caía) y una madre cojita.
Llegamos al aeropuerto y tras facturar, pasar controles, recolocarnos y demás rutina nos sentamos en el avión (previo vómito en bolsa preparada para tal efecto en la puerta de embarque). Nos sentamos, acoplamos maletas, el avión que no sale. El avión que no sale. Que si falta un papel. El avión que no sale.Una hora más tarde, cuando cuatro de 5 ya nos habíamos dormido, nos comunican que el avión esta roto; Otra vez para fuera: niño vomitoso con un color nada saludable para fuera, otro medio zombi fuera, el sherpa cargando con todo lo que no podían sus hermanos que apenas podían con su cuerpo fuera, un padre con un pata negra cargado a la espalda (cuya pezuña asomaba por la mochila) y varias maletas por mano fuera y una madre con tacones invisibles (caminando de puntillas al no poder apoyar el pie). Total un espectáculo. Por suerte había otra familia parecida a la nuestra, tenían un porrón de hijos, no sabría decir cuantos, a mi me parecieron un montón aunque solo recuerdo haber contado tres. Llevaban aún más maletas y bolsos que nosotros (lo sé porque a la azafata del avión no se le pasó la gran cantidad de bultos y la madre leona se defendió con todos sus derechos) y supongo que habían tenido algún problema previa con la facturación porque llevaban zapatillas y otros accesorios colgados de las mochilas. Aún así no perdían el humor y en el cambio de avión, -se nota que ellos no llevaban zombis ni vomitosos-, se pararon en medio de la pista para hacerse un selfi con los aviones, el mogollón de hijos, las maletas, las zapatillas colgando y un amanecer que por cierto era espectacular.
Entre las dos familias podíamos haber formado lo que desde entonces denomino un "no me chilles que no te veo" por lo absurdo de la situación.
Lo importante es llegar y llegamos, así que nos damos por satisfechxs.

domingo, 7 de enero de 2018

bando navideño

1 comentarios

A mediados de diciembre pusieron en nuestro portal este cartel, para recordar lo que se debe y no se debe hacer enlas fechas que acabamos de pasar.
Personalmente me pareció fuera de lugar, entiendo que somos personas adultas y que hay cosas que son de cajón, que no necesitamos que nos digan a estas alturas, pero al parecer no lo somos, pues el mismo cartel también lo colgaron también en los portales de algunas compañeras de trabajo y hasta salió una lista parecida en el periódico.
Juzgad vosotrxs mismxs si procedía o no, no voy a citar literalmente, pero aproximo y resumo:
1- No te vayas de casa y dejes el jamón en el horno. Que como el jamón (es una pata de cerdo enorme) tarda mucho en hacerse porque debe cocerse durante muchas horas y a baja temperatura, que no te vayas de casa dejando el horno encendido.
2- Que no dejes las velas encendidas sin suervisión.
3- Que pongas solo luces que funcionen correctamente para iluminar tu casa, que las compruebes antes de ponerlas, tanto las de interior como las de exterior.
4- Sobre basuras y la grasa del jamón. Que no tires la grasa de la cocción del jamón por el fregadero ni por el WC. Y te explican donde tirar el papel y cartón de los regalos navideños.
5- Que hacer con el árbol de navidad natural pasadas las fiestas.
6- Que no hagas ruido y permitas disfrutar a lxs vecinxs de la tranquilidad de la Navidad.

Pues no debe ser tan de cajón como yo decía cuando lo han repetido tanto.